La llorona en Xochimilco

Valoración de los usuarios: / 2
PobreEl mejor 

altDurante la infancia, al escuchar la leyenda de La Llorona, es inevitable que la piel se erice, dé miedo ir a cualquier parte oscura de la casa o que la sensación de despertarse a medianoche sea peor en comparación con una pesadilla.

 

La Llorona, esta obra cumple 21 años de estar presentándose en el Embarcadero Cuemanco, con más de 600 representaciones que año con año envuelven al público en ese místico y majestoso mundo, que se crea por la luna de octubre y noviembre, así como por los canales.

 

Con motivo de la celebración del día de muertos una vez más, se realiza esta magnífica presentación, que  busca  rescatar elementos tradicionales.

 

El pasado fin de semana tuvimos la oportunidad de experimentar y de vivir esta gran puesta teatral, así como conversar con la directora de escena Norma  Espinosa quien nos compartió que han tenido gran respuesta del público desde la primera presentación, y han reunido a 1600 personas aproximadamente en cada función hasta este momento.

 

Un espectáculo que está conformado por sancos, fuegos artificiales, música contemporánea con instrumentos modernos y prehispánicos, cantos en náhuatl, danza prehispánica de tradición y teatro, teniendo como escenario natural la zona chinampera de Xochimilco, lugar único en el mundo donde todos los elementos como el agua de los canales, el viento nocturno, los sonidos de las aves y el soplar del viento entre los ahuejotes, son el marco perfecto para remontarnos a un México que fue, y seguirá presente en Xochimilco.

alt

En esta temporada de "La Llorona", con la que se da inicio a las celebraciones del "Día de Muertos" en esa zona de la Ciudad de México, las funciones se llevarán a cabo los días viernes, sábado y domingo en diferentes horarios, algunas con funciones dobles y otras triples 8:00  7:30 9:30 y 10:30 pm  que comenzaron el día 3 de octubre y finalizan el 23 de noviembre del 2014.

 

Buscar

Eventos

Notas Relevantes

Publicidad

Tweet us!

Banner
Banner